CUIDANDO DE NUESTRO PLANETA

El 2015 ha sido un año de cambios importantes para el desarrollo sostenible del planeta. Por un lado, se aprobó el Acuerdo de París que supone un gran cambio cualitativo de cara al futuro, ya que por primera vez se logra un consenso en los casi todos países emisores sobre la necesidad de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible estableciendo 17 objetivos (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en las esferas económica, social y ambiental. Esta agenda marca un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, de cara a lograr una mayor justicia y equidad.

Metal Ferrol, asume estos retos como propios y los incorpora al desarrollo de su actividad organizacional, en concreto, a través de sus actuaciones de responsabilidad social empresarial. Entre ellas, destaca su compromiso con la reducción de las emisiones de GEI y contribuir a la lucha contra el cambio climático, a través de la mitigación del impacto ambiental asociado a su actividad.

Y nuestras promesas no quedan sobre un papel, las ejecutamos. Por ello nos hemos convertido en una empresa neutra en carbono. Para lograrlo hemos compensado la totalidad de huella de carbono con el proyecto Refo-Resta CO2 que es un sumidero de carbono que compensó la totalidad de nuestras emisiones de GEI. La compensación se realizó a través de la reforestación. Este proyecto se encuentra en la pedanía de Revilla-Cabriada, perteneciente al municipio de Lerma, en la provincia de Burgos, Castilla y León. Se realizó una plantación manual de Quercus ilex (encina) y Pinus nigra hispanica (pino laricio); siendo la región de procedencia de las plantas acorde a la localización de los terrenos.

En este 2016, hemos querido dar un paso más y hemos elaborado un plan de reducción de emisiones de GEI que nos permitirá minimizar en más de un 7% nuestro impacto sobre el cambio climático. Para ello programamos como medidas prioritarias:

  1. Mantenimiento adecuado de las instalaciones.
  2. Modificación del sistema de iluminación. Sustitución progresiva de lámparas convencionales por lámparas LED.
  3. Formación en técnicas de conducción eficiente y mantenimiento preventivo como medidas efectivas que conllevan una reducción del consumo de combustible y de emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a este consumo. La conducción eficiente permite reducir hasta un 15% de combustible basándose en el uso de marchas largas, anticipación y velocidad constante.
  4. Considerar el origen de la energía como un criterio más en la contratación del suministro eléctrico, priorizando aquellas compañías cuyo mix energético sea más bajo, lo que significa que parte de la energía contratada procede de fuentes renovables.

Esta reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero viene determinada por un ahorro energético, por lo que se espera obtener una reducción en la partida de costes estructurales de la organización motivada por un menor consumo energético. Para ello, será determinante que las fluctuaciones en el precio de la energía no sean muy pronunciadas, para no descompensar ese ahorro en el consumo.

Todo esto nos sirve para sentirnos orgullosos de poder afirmar que contribuimos, dentro de nuestras posibilidades, a la preservación de nuestro planeta, para que las generaciones futuras puedan disfrutar de él de igual manera que hacemos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s